Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Benjamin Disraeli : : : : :
  Benjamin Disraeli

   (Gran Bretaña, 1804-1881)
Disraeli
  Político y escritor británico nacido en Londres, conde de Beaconsfield y primer ministro (1868; 1874-1880), ejerció una enorme influencia en la política de su país durante más de tres décadas y dejó una huella perdurable en el Partido Conservador. Era conocido por su excéntrico conservadurismo radical y su dedicación a la reina Victoria y al Imperio Británico. Su logro más importante fue impedir que Rusia consiguiera posiciones estratégicas en el Mediterráneo tras su victoria en la Guerra Turco-rusa de 1877-1878, con lo que el equilibrio de poder en esta región continuó siendo favorable a los británicos. Estudió en las escuelas privadas de Blackheath y Walthamstow. Comenzó a escribir novelas con el objetivo principal de pagar sus deudas; su primera obra fue Vivian Grey, que apareció en 1826 y obtuvo cierto éxito. Continuó escribiendo novelas de tono fantástico y romántico, a la par que frecuentaba los salones de moda y se vestía de forma excéntrica. Ganó notoriedad a través de una serie de ensayos, tratados y cartas publicadas en The Times, en los que sentó las bases de su conservadurismo. El triunfo más espectacular de Disraeli en política exterior tuvo lugar en 1878, cuando actuó como representante plenipotenciario del gobierno británico en el Congreso de Berlín, en el cual se volvieron a trazar las fronteras del sureste de Europa tras la derrota de Turquía en la Guerra Turco-rusa de 1877 y 1878. Entre los escritos de Disraeli se encuentran Vindicación de la Constitución británica (1835) y las novelas El joven duque (1831), Henrietta Temple (1837), Tancred, or the New Crusade (1847) y Endymion (1880). La figura de Disraeli sigue representando un enigma, pese a su larga trayectoria en la vida pública. Sus numerosos enemigos le consideraban un oportunista y un individuo ávido de poder; sus legiones de seguidores le veían como un hombre de elevados principios. Estas concepciones opuestas son probablemente el resultado de las contradicciones inherentes a sus actos públicos. Fue a la vez conservador y radical, y quizás él personifique lo mejor de ambas tradiciones.  © M.E.

Textos:


Sibyl (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved