Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Otto Gross : : : : :
  Otto Gross

   (Austria, 1877-1920)
Gross
  Psiquiatra austríaco nacido en Gniebing, Feldbach. Hijo del jurista Hans Gross, uno de los fundadores de la criminología. Desde su infancia presentó signos de desequilibrio mental, a los cuales el padre, muy rígido, no supo aportar ninguna respuesta. Soñando con hacer de su hijo un partidario de sus teorías sobre el diagnóstico antropológico precoz de los criminales, lo orientó hacia el estudio de la psiquiatría. Pero al día siguiente de obtener su doctorado, se alistó como médico de a bordo en los paquebotes de la línea Hamburgo-América del Sur. En busca de identidad, se entregó a diversas drogas: cocaína, opio, morfina. Al volver, después de diferentes períodos de práctica en clínicas neurológicas de Múnich y Graz, se sometió a una primera cura de desintoxicación en la Clínica M Burghölzli, donde trabajaba Carl Gustav Jung. Después de conocer a Freud, se orientó hacia la práctica del psicoanálisis, frecuentando el ambiente intelectual del barrio de Schwabing, donde se mezclaban a principios de siglo los discípulos de Stefan George y de Ludwig Mages. Gross se sumó a la causa del psicoanálisis a través de este culto, y preconizando el inmoralismo sexual. En 1907, tres años después de su primer encuentro con Freud, publicó una obra, La ideogeneidad Freudiana, en la cual relacionaba el concepto Freudiano de clivaje (Spaltung) con el de disociación de Kraepelin. Propuso asimismo reemplazar la expresión dementia praecox por dementia sejunctiva, tomada al psiquiatra Karl Wernicke, para expresar la idea de disyunción, abriendo así el camino al concepto bleuleriano de esquizofrenia. Un año más tarde, por petición de su padre, fue internado en la Clínica del Burghölzli, para una segunda cura de desintoxicación. En realidad, Gross era visto a la vez como un discípulo de la tribu Freudiana y como un enfermo peligroso. Por petición de Freud, Jung lo tomó en análisis y, a lo largo de sus cartas, fue dándole cuenta del desarrollo de esa extraña cura. Sin dejar de elogiar los méritos de Gross como teórico, Jung formuló dos diagnósticos sucesivos: neurosis obsesiva y demencia precoz. Ernest Jones, por su parte, habló más tarde de esquizofrenia. Rotulado entonces como enfermo mental, Gross se convirtió en un cobayo entrampado entre un maestro y un discípulo que a su vez era un futuro disidente. El tratamiento terminó en un desastre: Gross huyó de la clínica y se hizo atender, sin más éxito, por Wilhelm Stekel. A pesar de eso, Gross continuó practicando el psicoanálisis y pretendiéndose Freudiano. En 1908, después de escandalizar atendiendo a una joven rebelada contra la autoridad de los padres, vivió con Sophie Benz, pintora y anarquista que se suicidó en 1911. Nuevamente acusado de incitación al suicidio, después internado varias veces, y finalmente perseguido por la policía, que no dejó de acosarlo por "actividades subversivas", Otto Gross terminaría su vida errante en una calle de Berlín, muerto de frío y hambre. Ninguno de los grandes personajes de la "izquierda Freudiana" (desde Wilhelm Reich hasta Otto Fenichel) habría de rendir homenaje a esta figura maldita de la rebelión antiautoritaria. Fueron escritores como Max Brod, Blaise Cendrars, y en particular Franz Kafka, más sensible que otros a la relación padre/hijo, quienes iban a saludar la memoria de ese hombre que había perturbado tanto el orden moral del Freudismo naciente, y cuya obra reflejaba el trastorno sufrido por la sociedad occidental a principios de siglo.  © Psicopsi

Textos:


Sobre la psicopatía del complejo de inferioridad (fragmento)
Tres ensayos sobre el conflicto interno (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved