Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Harold Bell Wright : : : : :
  Harold Bell Wright

   (EEUU, 1872-1944)
Bell
  Escritor estadounidense nacido en La Joya, California. Harold Bell Wright es un caso extraordinario, pues muy pocas personas han oído hablar de él, y es algo tan incomprensible como si hubiera alguien que no conociera la existencia de Hemingway, Faulkner, Joyce, Virginia Woolf o de T.S. Eliot. Sobre todo es extraordinario porque con toda seguridad Harold Bell Wright vendió muchos más libros y ganó más dinero que todos los anteriores escritores juntos. Fue el primer escritor americano en vender más de un millón de ejemplares de una novela y desde luego el primero en ganar más de un millón de dólares como consecuencia de haberla escrito. Un escritor injustamente olvidado, aunque muchos sin saberlo han disfrutado de sus historias interpretadas por Gary Cooper o John Wayne, pues algunas fueron adaptadas al cine. En su época gozó de bastante fama, incluso hubo varios hoteles, escuelas y un aeródromo con el larguísimo nombre de The Winning of Barbara Worth, el título de una de sus novelas, escrita en 1911. Posiblemente su propia vida, muy dura al principio, marcó el carácter de sus libros. Su madre murió cuando él tenía solo 9 años, momento que aprovechó su padre para abandonar el hogar y no volver nunca más. Wright se crió con distintos parientes sin que al parecer ninguno se decidiera a quedárselo de forma permanente. Tuvo varios trabajos, bastante raros algunos, que le permitían vivir debajo de un puente hasta que llegó un momento en su vida en que se hizo pastor de una iglesia cristiana. En aquella época, aprovechando que su congregación no tenía más remedio que tragarse todo lo que le dijera desde el púlpito, escribió una historia melodramática titulada Ese impresor de los Udell, y cada domingo, en misa de nueve, les leía un capítulo. Su feligresía recibía los extraños sermones con desigual entusiasmo pero siempre profundamente sorprendida. Finalmente en 1944, con 72 años y los pulmones hechos puré, acabó sus días en un hospital de La Joya.  © Leoncio López

Textos:


Helena de la casa antigua (fragmento)
copyright © 1998-2018, epdlp All rights reserved