Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Ramón Llull : : : : :
  Ramón Llull

   (Les Illes, 1235-1315)
Llull
  Escritor en lengua catalana. Su obra, vasta y diversa, resultado de un inagotable entusiasmo apostólico, representa una aportación decisiva tanto al pensamiento y a la literatura medievales como a la formación del catalán literario. Llull nació en Palma de Mallorca, en el seno de una familia barcelonesa establecida en la isla a raíz de su conquista por Jaime I (1229). Los hechos de su vida están recogidos en un relato autobiográfico, Vida coetània, dictado a sus discípulos de la Cartuja de Vauvert (París) en 1311. Casado y padre de dos hijos, era senescal del futuro Jaime II de Mallorca y cultivaba la poesía cortesana al uso, cuando una serie de hechos, entre ellos la impresión que le causó un sermón sobre Francisco de Asís (1263), le decidieron a emprender una vida dedicada por entero al apostolado. Dejó su familia y sus bienes; peregrinó a Santa María de Rocamadour, cerca de Tolosa, y a Santiago de Compostela. Aconsejado por Ramón de Penyafort, prosiguió su formación en Mallorca, donde aprendió árabe, frecuentó la abadía cisterciense de La Real y se dedicó a la vida contemplativa en una cueva del monte de Randa. En 1274 culminaba la redacción de Libre de contemplació y Art abreujada d'atrobar veritat, dos de las obras más representativas de su pensamiento filosófico. Al año siguiente el teólogo franciscano Bertran Berenguer aprobaba y elogiaba los escritos de Llull. Poco después Jaime II de Mallorca, con la anuencia del Papa, le concedía los medios económicos para la fundación de un colegio de misioneros en Miramar (Mallorca). En 1288 Llull recibió el título de doctor (magister) en la Universidad de París. No obstante, y pese a sus repetidos intentos (1297-1299, 1309-1311), sus ideas nunca serían bien acogidas en aquel centro del aristotelismo. El celo apostólico que en todo momento guió su vida le hizo concebir la creación de nuevos centros de formación de misioneros y el proyecto de una gran cruzada, a un tiempo de carácter militar y evangelizador. Con éxito muy escaso, sometió insistentemente estos planes a reyes y papas. En 1311 vio cómo el Concilio de Viena del Delfinado recogía una parte de sus propuestas. Todo ello no le impidió desarrollar una labor estrictamente misionera en diversas expediciones por la costa sur del Mediterráneo. La última de ellas (1314-1316) le llevó a Túnez, donde acaso fuera martirizado. Pero se sabe que murió en Mallorca. En su capital, en la iglesia del convento de San Francisco, de cuya orden suele admitirse que fue terciario, reposan sus restos. La Iglesia romana le concedió el título de beato.

El mismo fervor apostólico que presidió la vida de Ramon Llull sirvió de estímulo a su fecunda producción como escritor. Un total de 243 obras conservadas, a menudo de difícil clasificación por la profundidad y variedad de temas abordados, reflejan a través de modalidades expresivas tan diversas como las que exigen la filosofía, la vivencia mística, el relato realista, la poesía lírica y narrativa o la exposición didáctica, el afán por comunicar sus ideas a todo tipo de destinatarios. Fueron escritas en catalán, latín y árabe, si bien no se ha conservado ningún texto en esta lengua; las obras rimadas, en cambio, están compuestas en un provenzal muy catalanizado.

Los primeros escritos filosóficos responden al anhelo de encontrar una sistematización de ideas que ilumine con carácter definitivo la mente del infiel. Art abreujada d'atrobar veritat, reducción del conocimiento humano a un limitado número de principios que, mediante un sistema combinatorio, puede dar respuesta a todo tipo de cuestiones, es su primera formulación. Se trata de ofrecer "razones necesarias", soslayando siempre el poco convincente principio de autoridad. El núcleo de la obra filosófica de Llull es objeto de repetidas reelaboraciones: Art demostrativa (1283), Taula general (1293), Lògica nova (1303) y Ars Dei (1308), entre otras. Pero hay que añadir que en el método de conocimiento propugnado, de tradición agustiniana y neoplatónica, confluyen otras artes a tenor de otras dimensiones que presenta la experiencia de conocer, así Art de contemplació (1282-1287) o Art amativa (1289); de forma que, dentro de la producción luliana, las obras filosóficas no pueden disociarse de otras de carácter enciclopédico, contemplativo, místico o incluso narrativo. De ello son exponente Libre de contemplació (1274) y Arbre de filosofía d'amor (1298) que bajo un mismo título reúnen en feliz síntesis todas las características antes enumeradas.

Obras místicas son Libre de Santa Maria (1290), diálogo entre personajes alegóricos sobre las excelencias de María, que el entusiasmo del autor convierte en vibrante homenaje de enamorado, y Libre d'amic e amat (1276), compuesto de 365 versículos de prosa poética, donde elementos de la lírica provenzal, de la mística árabe y del Cantar de los cantares, contribuyen a enriquecer con sutiles matices la expresión de las relaciones entre el alma y Dios. Esta obra será incorporada después a la novela Blanquerna (1283), vigoroso retablo de la época, donde el protagonista, impulsado por sus convicciones religiosas a buscar la perfección, conoce todos los estados de la vida cristiana: matrimonio, vida religiosa, prelatura, pontificado y, tras renunciar a éste, la vida eremítica de pura contemplación. También trazada con sentido itinerante es la novela Libre de meravelles (1288) o Félix, nombre del protagonista, cuyo inquisitivo peregrinar es el hilo conductor de penetrantes reflexiones sobre la belleza de la creación y los más diversos aspectos de la vida social y del comportamiento humano.

Entre los poemas de Llull, la crítica destaca Lo desconhort y Cant de Ramon, piezas de corte autobiográfico que, compuestas en momentos adversos (entre 1295 y 1300), adquieren un emotivo sentido confidencial, así Plant de Nostra Dona Santa Maria, que recrea con devota inspiración las lamentaciones de María al pie de la Cruz. El resto de sus composiciones en verso son piezas más bien didácticas que ponen metro y rima al servicio de una fácil memorización por parte del destinatario; es el caso de Los cent noms de Déu y Medicina de pecat, entre otros. Predomina un estricto carácter didáctico en una serie de obras en prosa como Libre de l'orde de cavalleria (1275), sobre la formación cristiana del caballero, que influiría con intensidad en la obra de Joanot Martorell y Martí Joan de Galba, Tirant lo Blanc (1490); el Libre del gentil e los tres savis (1276), ejemplificación narrativa de cómo podría aplicarse el método expuesto en Art abreujada y el Libre de mil proverbis (1302). Ramon Llull tuvo algunos discípulos ya en el siglo XIV: el canónigo Thomas le Myésier en París o el franciscano Pere Rossell en Valencia. Al margen de su obra filosófica, desde el siglo XI Ramon Llull está asociado, casi como genio fundador, a los orígenes de la lengua y la literatura catalanas.  © M.E.

Textos:


D'esperança -en catalán-
El libro del amigo y del amado (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved