Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Vicente Gerbasi : : : : :
  Vicente Gerbasi

   (Venezuela, 1913-1992)
Gerbasi
  Nació en el año 1913 en Canoabo, una pequeña población del Estado de Carabobo, en la zona central del norte de Venezuela, cuyo paisaje ha estado siempre luminosamente reflejado en su verso. En Caracas y hacia 1940 se vinculó a los poetas que integraron el grupo Viernes. Se sintieron esos jóvenes poderosamente atraídos por diversos ejemplos de la llamada Generación del 27. A tal influencia española se juntó la de otros poetas como los chilenos Vicente Huidobro, Pablo Neruda y Rosamel del Valle. Todavía no se escuchaba en su profunda dimensión la voz de César Vallejo, muerto en el exilio parisiense un poco antes, en 1938. La poesía de Vicente Gerbasi se inició, temprana, con un libro de 1937: Vigilia del náufrago. Desde entonces ha sido constante, hasta hoy, su escritura poética. Ha sido frecuente y, a la vez, cálida, resplandeciente, alucinada. La inicial y prolongada lectura de románticos alemanes la hizo ser a la par lúcida y sonámbula. Y armoniosa, sin demasías ni turbulencias. Su perpetuo asombro ante la naturaleza lo atempera, coincidente, el sentimiento de la soledad y de la intimidad del hombre que la escribe. La palabra y la contemplación visionaria siguen mostrándonos, hasta en sus más recientes creaciones, la rara virtud de la hondura y la transparencia juntas. Vivió en Colombia entre 1946 y 1947 como agregado de Asuntos Culturales de la embajada de su patria. Después iba a ascender al rango de embajador ante países de varios continentes. Pero el ejercicio de esas misiones no aminoró el fervor por el trabajo poético y fueron surgiendo, a lo largo de los años, sus valiosos conjuntos de verso. Algunos de ellos han sido vertidos a lenguas europeas. Se le admiró tanto su magia verbal, en la fascinación ante el escenario del trópico, como la relación estrecha que su lenguaje estableció entre aquel relampagueante espacio geográfico, el de su propia tierra, y lo entrañable de su ser. Esa singularidad, que con el tiempo fue concentrándose, se le reconoció desde sus poemas de juventud. En Bogotá, la clarividencia de su mente y la generosidad de su corazón le hicieron gozar de unánimes respeto y cariño. Vicente y su esposa Consuelo compartieron en Bogotá el entusiasmo juvenil por las letras y las artes. Su apartamento, en la Plaza de Chapinero, fue sitio de frecuente, bulliciosa y alegre reunión.  © epdlp

Textos:


En el fondo forestal del día, de Bosque doliente
Escritos en la piedra, de Por arte de sol

Web Recomendada:


mipagina.cantv.net/ggerbasi/vicentegerbasi
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved