Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Joaquín de Fiore : : : : :
  Joaquín de Fiore

   (Italia, 1135-1202)
Fiore
  Religioso, místico y profeta italiano, fundador de la Orden de Fiore. Era originario de Celico, en la diócesis calabresa de Cosenza, donde su padre ejercía la profesión de notario. Pronto se convirtió también en notario en la corte de Palermo. En el transcurso de una peregrinación realizada en 1168 a tierras de Siria y Palestina pudo sobrevivir a una epidemia y recibió una revelación en el monte Tabor, experiencias que le llevaron a hacerse monje. Después de vivir retirado en diversas ermitas, ingresó en la orden monástica cisterciense en Sambucina (Luzzi), al norte de Cosenza. En 1177 fue nombrado abad del monasterio de Corazzo, al que puso bajo la regla del Císter y al frente del cual permaneció hasta 1188, año en que fue dispensado por el papa Clemente III para que pudiera consagrarse a sus estudios. Tras hacerse ermitaño, fundó con sus discípulos el monasterio de San Juan de Fiore (1189) y después una orden, llamada igualmente de Fiore, que sería aprobada por el papa Celestino III en 1196 y protegida por el rey de Sicilia, Federico I (desde 1215 emperador con el nombre de Federico II). La visión mística y profética de Joaquín de Fiore se fundaba en la correspondencia entre las tres personas de la Santísima Trinidad, tres periodos históricos y tres tipos de hombres: la edad del Padre (desde la Creación hasta el nacimiento de Cristo) correspondería al reino de los legos casados, la Ley y la materia; la edad del Hijo, al reino de los clérigos y la Fe; pronto llegaría la edad del Espíritu, en la que reinaría sobre la Tierra un nuevo orden monacal (el reino de los santos). Liberados de la letra, y por tanto de la moral (Ley) y de la doctrina (Fe), convertidos a la pobreza evangélica, los hombres vivirían según el Espíritu. Basándose en el Apocalipsis y en el Evangelio según san Mateo, su Concordia de ambos Testamentos fijaba en 1260 el inicio de dicha edad. Joaquín de Fiore expuso su doctrina en otros dos escritos: Comentario al Apocalipsis y Salterio decorado. El IV Concilio de Letrán (1215) condenó las tesis de Fiore sobre la Trinidad, pero su pensamiento nunca fue censurado en su conjunto. En cambio, la doctrina de sus discípulos, formulada principalmente en Introducción al Evangelio eterno (1254) por Gerardo da Borgo San Donnino, fue prohibida por dejar entrever la desaparición de la institución eclesiástica. Estas teorías condujeron al descrédito de su propio pensamiento y propiciaron que sufriera la acusación (parece ser que infundada) de ser un judío converso. No obstante, su influencia fue inmensa desde el siglo XIII. Las nuevas órdenes mendicantes, sobre todo los franciscanos, se reconocieron en la edad de los monjes anunciada por Joaquín. Al acercarse el año 1260 un movimiento apocalíptico sacudió Europa. La esperanza en una tercera edad bienaventurada encontró expresión en numerosas doctrinas posteriores. No obstante, la Orden de Fiore desapareció en el transcurso del siglo XVI.  © M.E.

Textos:


Comentario al Apocalipsis (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved